Almar Ceuta Cars, Concesionario Oficial Ssangyong en Ceuta

Noticias

Prueba: SsangYong XLV. ¿SUV o monovolumen?

Prueba: SsangYong XLV. ¿SUV o monovolumen?

Miércoles, 1 de junio de 2016

Ya hemos probado el nuevo SsangYong XLV, un modelo que destaca por su buena relación tamaño/espacio interior y que cuenta con un maletero de 720 litros de capacidad, que hace posible que cinco pasajeros viajen con sus correspondientes cinco maletas. Está disponible desde solo 18.900 euros.

El SsangYong XLV es un modelo que mide 4,44 metros de largo y que en España la marca coreana quiere posicionar como rival de monovolúmenes como el Citroën C4 Picasso o el Ford C-Max.

Con su nombre, XLV, que viene de la expresión inglesa “eXciting Lifestyle Vehicle”, SsangYong quiere transmitir un nuevo concepto. Pero yo me pregunto: ¿Por qué no lo lanzan a bombo y platillo como un SUV, que para eso es el segmento de moda?

Digo esto, porque está basado en la misma plataforma que el SsangYong Tivoli, modelo con el que también comparte anchura, altura y distancia entre ejes, y ofrece unas cotas propias de algunos todoterreno (20º de ángulo de ataque, 20,8º de salida y una altura libre de 167 mm). Así que lo lógico sería pensar que es el hermano mayor del Tivoli. Pero en España no quieren que canibalice al Korando, por eso lo enmarcan dentro del segmento de los monovolúmenes.

Personalmente, creo que este es un enfoque comercial y que basta saber que se basa en un SUV y que tiene aspecto de SUV para encuadrarlo dentro de esa categoría si lo que buscas es un modelo de aspecto todocamino. Por otro lado, no se puede negar que tiene cualidades para rivalizar con los clásicos monovolúmenes, como enseguida te voy a contar.

La principal variación del SsangYong XLV 2016 con respecto al Tivoli, al margen de los cambios estéticos en el frontal (cuenta con un diseño específico, que se aprecia especialmente en la parte inferior y en cómo van enmarcados los faros antiniebla) y de ciertas mejoras de equipamiento, es que cuenta con un voladizo posterior de mayores dimensiones. Eso hace el maletero ofrezca una capacidad de 574 litros, a los que se suman los 146 disponibles bajo el suelo del mismo, para alcanzar un total de 720 litros. Una cifra superior a la de los principales componentes del segmento. Y si pliegas los asientos posteriores, el espacio de carga disponible es de 1.440 litros.

El enfoque de monovolumen que le da la marca explica que solo se ofrezca con tracción 4x2. Ahora bien, ¿por qué no dispone de una tercera fila de asientos ni de forma opcional? Los responsables de la marca me confirman que es algo que no está descartado de cara al futuro, pero que por el momento no se ha incluido porque serían demasiado justas en altura y, sobre todo, porque la demanda en España de esa fila adicional es inferior al 30%. Afortunadamente, el XLV sí dispone de muchos huecos portaobjetos y de unas butacas posteriores inclinadas 27,5º y que se pueden tumbar otras 5º extra para que tus acompañantes puedan adoptar una posición realmente relajada. Además, el espacio disponible en la segunda fila es bastante amplio y la plaza central es perfectamente practicable, ya que el túnel central apenas se levanta cinco centímetros del suelo y no molesta al pasajero que ocupa esa plaza.